miércoles, 7 de diciembre de 2011

Animales de deseo

Venid a mi encuentro como el lobo a
su presa, hambrienta de carne y sangre
que yo estaré esperando tu llegar...

Alimentaré mi mente y el deseo con tu cuerpo
y el placer de exhalar tu aroma y desesperanza,
te clavaré la mirada como la espina de la rosa
que es tierna pero hiere...
Rasgando tus vestidos y tu carne, me ceñiré
en tu sangre peligrosa...

Y tu estarás en mi manada cautiva de mi elixir
aullando. Seremos lobos en la noche de luna llena,
ancestros del futuro, y maestros del deseo
hambrientos de pecado, cobijados entre las
sombras negras de las noches...
Y en un pasar oscuro por el bosque, quedaran
los cuerpos y los restos del engaño
Sí el demonio nos induce...
Somos animales de deseo  heridos por
el ego....

1 comentario:

Pienso , luego escribo , luego creo. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.