martes, 7 de abril de 2009

Santificado

La hora indicada,
el día coincidía las
huestes lo buscaban;
hubo una traición
unas cuantas monedas
manipulan la ambición...

la religión se condenaba
entre sangre y espadas
la historia se forjaba...

Aquella noche era fría
y helada, cubierta por
un velo sepulcral
y un silencio demencial

¡Gritos de desesperación!
el canto de los gallos en
la madrugada y la negación

Un viernes al
amanecer azotaban
a un hombre
sin saber...

Santificado sea su nombre
santificado es el hijo del
hombre...

Espinas coronaban
como rey lo proclamaban
mas no comprendieron
su existencia,
Exclamaron:
¡Este hombre habla con demencia!
su demencia sería su karma
por el cual su pueblo lo condenó
en una sola voz se escuchaba
crucificadle...

Las nubes cubrieron los cielos
una tormenta torrencial declinó,
un temblor la tierra estremeció...

Santificado
seáis en la crucifixión
salvo del pecado esta
la humanidad, la religión
salva nuestra vidas
por la eternidad

Santificado sea tu nombre
tu muerte y tu resurrección
no son en vano
son la vida de todos los
seres humanos...

2 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Fantástico texto, escribís muy bien. Te felicito.


Gracias por el comentario, muy amable.

BESOS

CHOPINGO dijo...

Que lindo.