miércoles, 29 de julio de 2009

Eutanasia

He visto el deceso graduante y paulatino
presagios anunciaron el futuro. Inocuo y
mal humorado, sin expresión facial llegaba
a un estado de nirvana...

Se llora a secas, más no se derraman lágrimas
gritos musitados, que no son escuchados, pocas fuerzas
quedan. Me desplomo, abatido caigo al suelo no soy capaz de
conciliar el sueño, me desvelo;

Dolor, miedo y calmantes han ceñido mi cuerpo ¿Qué amigo, se
inmolará por mi? Será el ultimo favor que realizáis, en honor a la
amistad...

Las horas no corren y la tarde se aleja, trayendo la ventisca
y el manto de la noche.
Acercate sin miedos y ve el brillo en mi mirar, terminen descendiendo en Su(vida) con el germen que acongoja.

En una plegaria oriunda, moribunda
¡ Pido asistencia ! que me tiendas las manos,
en el lúgubre adiós que clamaran las trompetas
drena mi sangre y sacia mis venas.
¡Por primera y ultima vez Asisteme! llevame a dormir y calmemos el sufrir...

2 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Excelente, además te buscaste un tema más que interesante. Y lo plasmaste de una manera genial. Me gustó mucho. Obviamente soy pro-eutanasia.

Muchas gracias por el comentario, siempre tan amoroso.

BESOTES HERMOSO!

CHOPINGO dijo...

Excelente.
La verdad la eutanasia,siempre abre heridas,pero hay que estar en ciertas situaciones.




P.D-disculpa que no te visitara,me empiezo a encontrar mejor,he estado enfermo ( bueno,sigo pero creo que mejorando ..jajaja)