lunes, 11 de enero de 2010

Necrofilia

Oh, en esta hora que yaces dormida
sin identidad, que tu piel esta fría,
tranquila en soledad...

Si, estás extática nadie nota tu libido
deseo, sólo yo te veo, ahora desnuda
e inerte, romperé tu calma, llegaré hasta
tu alma con el placer de tenerte.

¡Si, existe vida después de la muerte!
Existe placer, después de la vida,
para tu carne inerte.

Talvez sea una locura para ellos que os juzgan,
Pero tu rostro dormido arroja deseo y dulzura,
Tibio está tu cuerpo, rígida y sombría,
en la hora de tu muerte ¡Eres eternamente mía!
Hay vida en mi carne para darte un poco a ti...

¡Si, existe la vida después de la muerte!
Ellos no comprenden el amor  que "quire decir sin muerte"
trascender entre el deseo de tenerte, hacerte mía
después del amor en vida, habrá placer después de la muerte
para tu carne pulcra e inerte...

1 comentario:

hada_sin_alas dijo...

que escondes entre las linas de la fria muerte?

como siempre, buen texto, con una configuracion de sentimientos que resaltan la belleza de las palabras...
en resumen lindo muy lindo