viernes, 6 de marzo de 2009


Inquisitionis
I
La voz clama con vehemencia
el paraíso perdido
que se queja entre gritos y alaridos
II
Buscando entre densos bosques verdes
que tapan con sus ramas
las ideas y palabras ya no hilvanan
III
El discurso de memoria se escribía
proclamando el fin de nuestros días
IV
Amenazáis como el inquisidor
a los herejes y paganos
todo lo que digo te resulta vano...
V
Creéis ser la corte celestial
me condenáis a la hoguera
Infernal/ el fuego avanza con cautela...
VI
Sumergida ya en mi mundo
no entendéis el rumbo
te sulfuras y me juzgas
como el inquisidor
VII
Escondido bajo el manto
de las huestes celestiales
me amenazáis y castigáis
en nombre del amor...
VIII
llevándome a la hoguera
y yo me precipito
a la tercera guerra...

6 comentarios:

Cecilia Molina Parra dijo...

SUPER!
QUE MEJORAS HAS TENIDO, me sorprendes.
Me alegra mucho ver como exploras otros rumbos.
Sabes algo? yo tengo un texto parecido, está en el blog, no me acuerdo bien como se llama, pero el tema es el mismo, a ver si me recuerdo para que lo leas.
Miles de besos para vos!!

Cecilia Molina Parra dijo...

Ahhh, ya lo recordé... se llama "El inquisidor" justamente porque estaba leyendo un libro sobre la cruzada de León X y la matanza de "herejes", jejeje, me fui en la semi-profunda con ese cuentito.
A ver si le pegas una repasada, está casi al final del blog :D

Ahora si me despido =)

CHOPINGO dijo...

Que bueno¡¡¡
Te agrego,es una lectura interesante

CHOPINGO dijo...

de nada,pasate,que estoy agregando ahora.

Stanley Kowalski dijo...

Fabuloso texto, realmente me encantó.

BESOS

CHOPINGO dijo...

MIRA,cada momento que paso es distinta,perfecto coctel.