miércoles, 1 de octubre de 2008

cuando lo perdi

Mirando de pie por la venta el sol las nubes al cielo y a Dios,
Era tiempo de creer en cuentos de brujas de hadas y amor.
La escuela siempre estuvo bien aprendí historia ingles, castellano y todo lo que pude entender,
Tuve muchos maestros de quienes aprender pero sólo conocían su ciencia el deber.
Un día cuando me di cuenta comencé a crecer, era un adolecente y no tenia mujer quise poderla conseguir, mi discurso lo en salle y de memoria lo sabia y cuando estuve frente ella quedé en blanco y no supe que decir...
se rieron de mi, otros dijeron pobre infeliz. Pero, a pesar de todo en ese tiempo fui feliz.
Hoy es tiempo de elegir entre mi vida mi amor y quien soy.
No entiendo cuando yo crecí y cuando lo perdí, cuanto gane cuanto perdí, Me pregunto porque Me lo robo di me quien me lo quito..........
Cuanto gane cuanto perdí; cuanto de niño viví; cuanto de grande logré hoy a mis 27 Años aun no se cuanto gané.
27 años y todavía no comprendo que demonios hago pasando frió en este infierno; deseo comprar una pistola por si un día todo falla, si tuviera una cuerda no la usaría para saltar si tuviera un cuchillo, no lo utilizo para cocinar...
Me puedo preguntar donde estarán los amigos de ayer, la novia fiel que de niño quise amar el barrio en el que crecí; cuanta gente perdí cuanta gente gané, todo lo que hoy yo logré, a cuantos nunca más veré...
Hoy me vuelvo a preguntar y digo tengo 27 años y ya no fui famoso a los 21, no fui músico ni fui escritor hoy solo soy un simple vividor aveces un poco bohemio y un poco desgastado por el tiempo que marchito mi niñez para ser lo que hoy fue......
ahora me pregunto cuando lo perdí; Quien me lo robo;

Cuanto gané cuanto perdí, cuanto de grande logré cuanto de niño perdí...
Ahora me siento feliz...

1 comentario:

alvaro Locx dijo...

hola pues si es una canción muy linda coincidir.

respecto a lo que dices en este post, me parece que ganamos y perdemos constantemente, no se creo que en efecto cuando llegas a cierto momento de tu vida te llega un desencanto, pero pasa todo pasa incluso ese desencanto.

a veces me sorprende saber como coincidimos con otros,como tu en este caso mils de millas, historia, familia y sin embargo no dejamos decoincidir.